a mi PADRE...

Dedicado a las salas de CINE desparecidas en SEVILLA. Vaya mi pequeño tributo de admiración y cariño a esas calles y edificios que las cobijaron y el LLAMAMIENTO encarecido a cuantas personas quieran aportar datos ó documentos gráficos sobre su existencia a este rincón, donde deseo que se consideren como en su propio PATIO DE BUTACAS

la novela

Datos personales

Mi foto

Eres digno de todo, menos de lástima

domingo, 14 de diciembre de 2008

BUENOS DIAS, PRINCESA



¡Buenos Días Princesa! Y te doy la gracias, por tu ternura; por el amor y sencillez con que haces fáciles las cosas inverosímiles. Por tu manera de ser disparatada, sin rayar en la impertinencia; capaz de coger la luna y bajar las estrellas y extraer de la chistera del amor la solución más fácil al acertijo de la sinrazón humana. Tu quieres, tu puedes; tu eres el gran Guido encarnado por el genio de Benigni, donde lo imposible se vuelve milagro que arranca malas yerbas con brazas de sonrisas. Ni las brumas de una separación forzosa; ni los grises empantanados del campo yerto de la concentración; ni el maldito pijama de raya que distinguieron a las víctimas del genocidio, fueron capaces de apagar el brillo de esa límpida mirada que conmovió al mundo. Quien es capaz de convercer a un niño, que la guerra terrible es un juego donde hay que comer mendrugos; dormir en inmundas literas y correr al acecho de la noche, a escondidas para ganar el abrazo diario de un padre que cumple su promesa jugándose la vida; es porque está convencido que la fe, mueve montañas y el amor tiene el final feliz del que es capaz de todo por hacer realidad un sueño. ¡Buenos Días, Princesa!

miércoles, 26 de noviembre de 2008

UNA VEZ AL AÑO...



Ea; pues vamos a ver hoy una película disparatada donde las haya, pero que a mi manera de entender el cine, es una obra cumbre del subrrealismo español. La acción se desarrolla en un camping –verano de la década de los setenta- en la costa del sol. Un grupo de artistas rurales ataviados de rumberos de la vieja trova santiaguera (Conchita Velasco, Manolo Gómez Bur y Alfredo Landa) hacen la temporada de playa, actuando en tugurios de mala muerte para ganarse la vida. Aparece el genial: Tony Leblanc, en su papel de “chulo piscina”, luciendo mini bañador de turista de aquella época, encogiendo barriga y sacando pecho; dándose un baño de multitud por el camping –como sólo él sabe hacerlo- chapuleando el espanich-inglis y metiéndole mano a todas las suecas. Nuestro fuera de serie, único e inigualable maestro, Tony Leblanc, al ver a los nuevos pardillos –como buen embaucador- huele a carne fresca (más bien lo que huele, haciéndosele la boca agua, es el plato de lentejas que se están almorzando) y con toda la frescura de su condición de “jeta”, se sienta con ellos y se aparta, el mismo, un plato de las suculentas legumbres. El truhán, con su incontestable labia, deslumbra a Conchita y Alfredo –no tanto a Gómez Bur que actua siempre como pesimista administrador y representante del grupo- . El fenómeno Tony, les habla de lo obsoleto que son; de la importancia de cantar en inglés y les promete sustanciosos contratos si acceden a que él se convierta en su representante artístico. Y como el argumento es lo menos que cuenta en este tipo de películas, aunque haberlo hailo, por muy disparatado que parezca, ya se pueden vdes. figurar, mis queridos amigos del Cine Delicias, la cantidad de enredos y peripecias a las que somete -el cara dura de Leblanc- a las almas cándidas de Landa y Gomez Bur, mientras él, se pega la vida padre, seduciendo a la muchacha, Conchita Velasco. Para los que no hayan tenido oportunidad de ver la película -cosa extraña porque la repiten todos los años en el ritual de nuestro Cine de Barrio televisivo- no se pierdan el sugerente nombre que adopta el grupo a instancias del imponderable, Toni Leblanc: "Los Hippiloyas" (todo un poema). Como tampoco se pierdan las melenas que adoptan, tipo Beatles y las casacas a modo de uniforme, emulando la carátula del glorioso vinilo de aquel insuperable "sargento Pipper". Con un elenco así de actores y con la participación especial del excelente cómico, José Sazatornil- Saza- haciéndose pasar por un líder espiritual que intruduce la "meditación trascendetal" en la jet society de la costa, cuando en realidad es un farsante catalán; junto con el magistral papel que interpreta el malogrado actor, Rafael Alonso, haciendo de afeminado con más pluma que los "armaos de la macarena". Si pese a todo, Vdes. no han sido capaces de divertirse y pasarlo bien con este elenco de figuras, permítanme -con todo el respeto- que me ría yo en la cara de los insufribles "scary movie" made in USA, por poner un ejemplo. Entre las muchas cosas que aporta este destornillante film -según mi modo de entender el cine- cabe destacar, las subrrealistas versiones de las éxitos de aquella época (1969), remedando las épicas canciones de protesta de Massiel, el musical West side Stoy y los sargento Pipper, ya mencionados. Por último, nadie como Conchita Velasco, para reivindicar esa chica "Ye-ye" y la famosa minifalda en aquellos tiempos del otoño del patriarca. Al final -aunque no esté mal contarlo- las aguas vuelven a su cauce y el grupo retoma su nombre original de verbenas: "Flor de Lis y los dos del orinoco", cantando la mitica "casita de papel" y el gran Tony Leblanc, se despoja de uno de los secretos a voces mejor guardados en la historia del cine español.

jueves, 6 de noviembre de 2008

LA VOZ EN OFF












No, no soy persona de argumentos, cuando voy al cine, me gusta dejarme llevar por lo que veo, no me apura el guión ni la intriga, me apasiona el momento retratado en cada fotograma, el detalle que pasa inadvertido. Esta es una película que me hubiera gustado ver en “mi Cine Delicias”, uno de esos domingos deprimentes, que ahogaba mis sombras de estudiantes en la confortable visión de una buena película. Esta obra de arte que me dejó perplejo, tiene por título: El hombre que nunca estuvo allí; no voy a citar el nombre de los actores, porque os estoy escribiendo de memoria y mi memoria sólo dá para transcribir la hermosura de una adolescente, Scarlatte Yohason, que interpreta a una adorable “lolita” con falda de colegiala, insinuantes calcetines cortos y zapatos de charol. El protagonista un barbero, fumador empedernido, hombre de pocas palabras, observador y pensativo en la américa de los años cincuenta. La exquisita ambientación te remonta a la época de esplendor del glorioso blanco y negro. Elegantes figuristas tocados con sombreros e impecables trajes de tintorería. Y la voz en off, maravilla de nuestros mejores actores de doblaje, te envuelve, te abrasa y eleva al fabuloso mundo de la narrativa.
El barbero es el hombre que nunca estuvo allí, el que dió siempre la callada por respuesta, el que no es capaz de expresar sentimiento alguno, ni dice lo que piensa, pero que sin embargo lo sabe todo; sabe que su mujer, hastiada con este matrimonio de inapetencia, le engaña con el jefe de ésta y se conforma con mirarla, mientras fuma, y asistir -como invitado de piedra- a las tediosas cenas de fin de semana, donde contempla, entre profundas caladas a sus constantes cigarrillos, como se insinuan los amantes. Una mañana en la vida del barbero, cuando parece que nada es capaz de cambiar el rumbo de la monotonía, aparece por la barbería un tipo extraño, gordinfón, charlatán y ostensibemente presumido y amanerado. El cliente desea que le recorte el cuello de la calvicie que esconde bajo una bizoñez: el tipo le propone un atractivo negocio que tiene en mente, nuestro impasible barbero se muestra interesado con dicho negocio en calidad de socio capitalista. Los dos quedan para cerrar el trato en la habitación del hotel donde reside eventualmente el afeminado. Pero como consigue nuestro impávido barbero el dinero para la inversión, la envolvente voz en off, nos lo narra con todo lujo de detalles: chantaje al amante de su mujer; crimen en defensa propia con coartada, aparecen todos los alicientes del mejor cine negro de intriga. A todo esto, el barbero vive obsesionado en costear una carrera, como pianista a la bella adolescente, Scarlett Yohason, carrera que por otro parte no tiene futuro alguno a juicio de los profesores, por considerar éstos que la joven toca el piano, como quien escribe a máquina, con oficio y conocimiento, pero sin alma. La divina intenta agradecerle al barbero el interés y las molestias que se ha tomado por forjarle una carrera musical sin vocación e inclina la cabeza, súbitamente sobre la entrepierna de nuestro perplejo protagonista, para practicarle una felación. Ëste se niega rotundamente poniendo resisitencia, pero la niña insiste descaradamente, aduciendo que para ella de verdad es un placer. El automovil donde ambos viajaban se estrella con el forcejeo. A partir de aquí, mi otra manera de concebir el cine, queda denuevo embelesada con la voz en off, que no es otra que la de nuestro barbero contando su decadente vida desde la cárcel, donde una editorial le paga x por cada palabra escrita. El desenlace final de esta magnífica obra de arte es un monumento a la improvisación del subrrealismo más recalcitrante. Tarderé muchos años en ver un cine que despierte todos mis sentidos como lo hizo esta películoa por eso me conformo, con matar el gusanillo de vez en cuando, admirando su Dvd.

jueves, 23 de octubre de 2008

EL PRINCIPE DE LAS MAREAS




Mamá era capaz de convertir un paseo rutinario en una fantástica expedición, pero también sembraba la discordia haciéndonos creer a cada uno de los hermanos por separado, que éramos sus favoritos. Mi padre era un lobo de mar solitario, sucio y maleducado que la increpaba delante de nosotros con sus malos modales; pero Mamá sabía vengarse sin levantar la voz, haciéndole creer que lo que comía era un verdadero guiso, cuando en realidad se trataba de comida de perro bien condimentada. Por lo demás, todo marchaba bien hasta que llegó aquella horrible noche de tormenta, al calor del fuego del hogar. Dos delincuentes empozoñados de güisqui, ávidos de carne fresca, destrozaron de golpe la flor de la inocencia de tres menores, incapaces de comprender que el hombre fuera capaz de derrochar de golpe semejante violencia. Después de la fortuita pesadilla, vino la reacción de Mamá, cuya mente prodigiosa borró, con nuestra atónita asistencia, todo indicio, toda huella de la ignominia. Mi querida hermana murió en vida, solo la poesía lograba apartarla de la locura; yo, busqué ayuda en la sofisticación del norte, donde a duras penas la Doctora lograba hacerme confesar las secuelas del insufrible crimen, a base de paciente silencio y atente escucha. Un día, inopinadamente, logré vomitar el veneno que ahogaba en silencio mi corazón ; después de soltarlo todo, un llanto desconsolado me liberó de los fantasmas del pasado; la Doctora me abrazó con una ternura infinita y surgió un romance inesperado entre dos almas que buscaban redención. Entonces comprendí a su lado, que no hay pecado –por grave que sea- que no merezca el perdón y la luz de esa paz que encontré en los brazos de la Doctora, me devolvió al camino del sur, donde me esperaba mi espesa y mis dos tesoros de mujercitas. Mi querida hermana también salía del tunel, cuando me despedí de ella, su nuevo libro de poemas logró investirme como el Príncipe de las mareas, volví a ser aquel profesor de educación física respetado y querido, pero todas las tardes, cuando regresaba a mi hogar, contemplando la plenitud del ocaso, una voz –como un salmo- me repetía al oido: la quieres más a ella y yo le respondía: No, simplemente es que la conoci antes que a tí, Doctora.


lunes, 13 de octubre de 2008

MESALA, inmisericorde



MESALA EL MALO.-
El mal espera al bien, lo espera rabiando como los perros, hecho alarido de insufrible dolor que en el estertor de la muerte grita: “él vendrá...” Los galenos no pueden esperar más, la gangrena galopa hacia el corazón, es imprescindible cercenar los miembros...pero el mal apura la agonía hasta su último aliento, porque sabe que Judá vendrá a ver a su amigo de infancia. La silueta del guerrero vencedor, se recorta en el contraluz de la puerta, aparece el bueno de Judá, sucio de sangre y arena, el cuerpo escarnecido de Mesala agita las cadenas que lo apartan del suicidio, se estremece al verlo, pero su maldad le lleva hasta el estremo de administrar sus postreros suspiros. El mal sabe, que morirá matando, su odio es fruto de un amor de pureza infantil y crueldad madura, fundido en afán de codicia y gloria frustrada. El mal de Mesala aplastado en el feroz combate disputado en la arena del circo, guarda para su amigo un veneno letal: “tu madre y tu hermana....tu madre y tu hermana -repite con saña- tu madre y tu hermana, están vivas...”. El bueno de Judá, hace acopio de fuerzas, no dá crédito, se acerca a los labios del moribundo y cae derrotado sobre su pecho, llorando amargamente. Mesala se retuerce y exhala su último aliento: la maldad.

jueves, 2 de octubre de 2008

APOLOGIA SIN CITY











En tu desnuda calma, liberados tus senos de la acuciante seda, con la piel de terciopelo claro, vestida por un pelo capaz del homicidio -te quiero- porque estuve anclado en tus pestañas, cortando frutos pingues la noche de un delirio y bajé por los párpados lustrosos de tu mirada ingenua, absorto por la humedad sutil de tus pupilas. Porque tiene tu perfil prestancia de una deidad elena de limpidez erógena. Tu boca es una gruta de púrpureo corazón simétrico, me invita dulcemente a excrutar el misterio, bajando por el tallo cimbreante de tu cuello de cisne, donde ensayé infinitos conatos de caricias. Te quiero por el valle horadado de tu vientre, donde curan las fiebres de is yemas al tacto, vientre de vidrio extenso donde anida la redondez turgente de tus pechos castaños, más dignos de alabanza que un creador de vida.Te quiero por la balsa nimbada de tu verso de lino, más suave que los pétalos de una camelia exacta, donde expié las preces de mi pasión frenética en un concurso unánime de fundición perfecta. Me ha erizado la brisa de tu frondosa pelbis -prominencia de Venus, umbral de los tesoros- inefable contacto que a la potencia suma, perforé sin violencia para calmar mis ansias.

domingo, 28 de septiembre de 2008

ADIOS; Dulce pájaro de juventud

IN MEMORIAM...




Te fuiste estrenado el otoño bajo lluvia
como salen los guapos de las aguas
sin maquillaje con sus arrugas naturales
con la frente despejada de los dioses rubios.
Tenías los ojos más bonitos de todas las pantallas
la mirada más azul y celeste del olimpo
no había quien pudiera con tu cara de bueno
por perverso y huraño que el personaje fuera.
Dulce pájaro hermoso de juventud quimérica
pretendiente anhelado por las novias del mundo
hoy suspira por tí la tristeza velada
de todos los amantes del cine desahuciado.
(El que quiera llorarme que le lleve un plato de comida a mis hermanos)

jueves, 25 de septiembre de 2008

EXTRAÑO RODAJE II

Fina suele degustar alguna bolsita de snack, especialmente los “fritos” de maiz que le encantan, también compra bolsitas de avellanas para repartirlas entre sus perros favoritos, porque Fina adora a los “chuchos” vagabundos, de los cuales dice –a boca llena- quiero más que a ciertas personas. Generalmente, Fina comienza de manera inopinada su habitual perorata, dirigida a cualquiera de los moradores que frecuentan esta pintoresca plaza; pues a todos conoce, asiste y aconseja, lo mismo que los injuria y difama cuando se tercia. La señora protesta por el más mínimo percance y se encara automáticamente con el más osado, iniciando la trifulca con su movimiento convulsivo habitual: valiente tío más saborio el cuponero ese…toe r mundo tiene la lista de premio a la vista y er gachó no la lleva encima…yo te digo a ti una cosa: to er que tenga un establecimiento y sea un saborio con er público, no se come ni una rosca…Aquella singular mañana del rodaje de la película incierta, cuando la distraida plaza se encontraba literalmente tomada por los intrusos; entre el tramo de nazarenos de pacotilla que emulaba la procesión de la Hiniesta desfilando rodeada de figurantes, ante la fachada principal de la Casa Palacio, bajo la luz artificial de los potentes focos de la productora, el personal de servicio estratégicamente repartido entre la muchedumbre, rogando ¡silencio, se rueda! Con sus dichosos teléfonos móviles en la oreja, escoltados por los números de la policía local que tenían precintadas las entradas de la Plaza, junto al refuerzo de guardias de seguridad embriagados de protagonismo tanto como de malas maneras, nuestra incomparable Fina, quien en condiciones normales no precisa razones para excitarse, tardó poco en soltar su artillería pesada de improperios y a la primera de cambio, cuando un alemán descomunal encargado de mantener el espacio franco, le rogó amablemente que hiciera el favor de retirarse de allí, la buena señora le espetó de esta guisa: A mí, a mí me va a decir tu, que no pase por aquí…¡ea! Po mira lo que hago (rompiendo de un tirón los precintos policiales) a tomá por culo, iros tos ar coño de vuestras puñeteras madres..qué le den trabajo a lo andaluce, que é lo que tienen que hacé y no vení gente de afuera a comerse nuestro pan…vergüenza le tenía que dá a la arcardesa…ay, si yo fuera presidente…
Lo curioso de esta anécdota verídica, es que nadie de los presentes, tanto autoridades o responsables de la productora, tuvo el arrojo de enfrentarse a la buena mujer, que por todo el centro de la plaza se retiraba en pleno rodaje, mientras echaba migajas de pan a los gorriones, camino de la calle San Luis.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

EL EXTRAÑO RODAJE

un cuento de película...

A principios de otoño, nos llamó la atención unos carteles repartidos por las calles del barrio, en los que se instaba a la colaboración de la vecinos para el rodaje de una película que la productora alemana “Triunfum” había elegido escenificar en esta zona. Polémica la que suscitó desde el principio el susodicho rodaje, que desató todo tipo de comentarios, amén de una gran expectación. Nadie supo a ciencia cierta, si se trataba de una apología a nuestras costumbres y tradiciones o ciertamente era la tapadera de un film pornográfico. Lo que quedó bien claro y manifiesta, fue la aparatosidad y el despliegue humano y técnico que se desplegó en el ya de por sí caldeado ambiente de la plaza. Todos asistimos atónitos y perplejos a la imponente llegada de la caravana itinerante; un verdadero ejército dotado de los elementos necesarios para tal fin. Las autoridades municipales habilitaron la genuina plaza con toda la infraestructura necesaria para dicho evento, con patrullas que la vigilaban noche y día, velando por la seguridad y dejando expedita la zona, cortada al tráfico. La productora comenzaba muy de mañana a operar, dentro de un aparente caos pero con enorme sentido de la disciplina y versatilidad. . La inmensa caravana, contaba con servicio de cocina, donde de manera ordenada –llegada la hora (13,30 aproximadamente), el personal contratado hacía cola para el rancho. Llamaba poderosamente la atención, la amplia plantilla, fundamentalmente compuesta por gente joven de ambos sexos, cada cual perfectamente integrado en sus respectivas funciones, desempeñando con oficio lo asignado, es decir, que al menos aparentaban ser buenos profesionales. A primeras horas de la mañana comenzaban a ejecutar las tomas y la Plaza era tomada por la presencia de figurantes, contemplados por un acordonado público de vecinos, curiosos y eventuales transeúntes que acudían por casualidad al evento, junto con los verdaderos profesionales del ocio, como son los pensionistas, desempleados y vagabundos-pordioseros que suelen honrar con su presencia la rutina del lugar. Entre tan respetable como variopinta audiencia, descollaba la figura imponderable de Fina, una encantadora dama habitual de la ciudad del Pumarejo, que aún con su edad entrada en los setenta años, conservaba los encantos de haber sido una hermosa mujer objeto de deseo, aunque –eso si- agriada por el desengaño de una vida cargada de despropósitos. Fina, tenía el pelo corto y ondulado, supongo que no era rubia de origen, usaba gafas de color carey, cuyas lentes se oscurecían con la luz del sol y traslucían unos ojos hundidos aunque vivarachos de mirar iracundo. Su nariz era minúscula y respingona, ventoseaban sus orificios como el hocico de un inquito roedor, apenas podía sostener medio minuto la montura de sus lentes. Fina, paraba invariablemente, todas las mañanas en la plaza, durante un par de horas para hacer la digestión del desayuno y pasar revista a las ropas que recogía del comedor de las Hermanas de la Caridad…
continuará...

sábado, 13 de septiembre de 2008

UN HOMBRE, DE PELICULA


Era un hombre de película ; perito en el manejo de rollos de celuloide separados en sus latas de cinc. Un profesional enamorado de su trabajo al frente del almacen. Diestro -como pocos- en embalar sacas y anudar con cruz de guita la paquetería de facturación. Se sabía de memoria todos los títulos que distribuía la empresa, desde los más caducos y desfazados hasta los estrenos más inminentes, pasando por los clásicos exitosos e impresindibles, que no dejaban de circular por las diferentes pantallas. Este honmbre, me enseñó con su ejemplo una lección que no se aprende en ningún colegio, el amor a una profesión de la que estaba profundamente enamorado y lo demostraba sin palabras vanas, a solas con la práctica de hacer las cosas más cotidianas con naturalidad y entrega. No me explicó nada, no empleó retórica inutil, simplemente me llevó de la mano al cine, a los cines, a sus cines, donde trabajaba tan a gusto y se sentía tan correspondido. Los domingos a la matinal del Regina, donde sorteaban para delicia de la chiquillería, balones y juegos reunidos; donde todos aplaudíamos el esperado corto en glorioso blanco y negro de “jaimito”. El me llevó a discubrir el fabuloso mundo de Disney en el Cine Apolo con perfume a menta y limón; los restrenos preferentes del Tarzán de los tarzanes ,Johnny Wesmuller, con la disparatada “chita” en su memorable actuación en Nueva York. Así como las disparatadas aventuras de los Hermanos Marx en su inmortal escena del camarote. Por eso, cada año, cuando los frescos de Septiembre, alejan el verano de mi memoria, me acuerdo de este hombre, simple y llano, de este magnífico hombre de película, del cine de barrio de mi vida, ese hombre que era mi padre.

viernes, 29 de agosto de 2008

EL SUEÑO QUEDÓ EN MUSICA


Bergman versus Brahms
Mientras ojeaba un antiguo almanaque, me di cuenta que el círculo de la vida se cumplió en su totalidad en la actriz Ingrid Bergman ya que falleció tal día como hoy mientras celebraba su cumpleaños.Muchas son sus películas para recordarla.Unos se prendaron de la mujer en Casablanca mientra otros nos rendimos ante la actriz en Stromboli.Cada uno de los que amamos el cine guardamos en imágenes algún recuerdo suyo.Mi fascinación por los finales de las películas me llevan precisamente hoy a recordarla en una producción europea que rodó en su expléndida madurez. Vuelvo a contemplar la escena... allí está frente a un espejo quitandose el maquillaje para dejarme ver un rostro que es la viva imagen del desencanto... mientras de manera persuasiva suenan de fondo unos acordes que me van envolviendo hasta dejarme fascinada y rendida ante su musical belleza...¡Quien mejor que Brahms para arrullar a una estrella!

viernes, 15 de agosto de 2008

CINE ALFONSO XII -CERRADO HASTA SEPTIEMBRE-

Recuerdo una Señora muy compuesta con un vestido –rosa, celeste- qué mas dá y un collar de perlas con el que yo jugaba, sentado en arcadillas sobre su falda. Ibamos en el tranvía desde Hernando Colón hasta la puerta real. ¿Era mi primer recuerdo o mi sueño primero? –qué más dá- lo que sé que esa Señora, me llevaba al Cine una noche de verano. Al Cine Alfonso XII, el de la tapia alta que tenía y sigue teniendo una capilla incrustada en sus muros. El de la vieja parra que enrejaba el cielo de preferencia y lo festoneaba de bombillas de colores. El de la entrada inmensa por General, donde cabía –sin costeros a tierra- toda una Quinta Angustia. Hoy Sevilla se ha quedado sola, huérfana de luz de gas y polvo bajo las estrellas soñando con el sueño de aquellas entrañables noches de verano.

FELICES VACACIONES.
CERRADO HASTA SEPTIEMBRE

sábado, 2 de agosto de 2008

ELLA FUE LA PRIMERA VICTIMA



Donantonio; hoy le voy a escribí en andalú, porque dice er Josentonio que parezco una maricona barata cuando me pongo a escribirle como hablo y es que -digo yo-
po vaya er ejemplo que dá nuestro Presidente con aquello de “andazules y andazulas”...que no é capá de articulá er gachó má de do frase seguía. Po ahora me voy a comé yo toa las “eses” (con perdón) y toa las “d” como está mandao.
Bueno a lo que iba, hoy vengo a hablarle de la película TIBURON. Se acordará Vd, de toa la parafernalia que se traian con la dichosa película y la expectación que creó. Me acuerdo que sestrenó en 1.976, lo digo porque estaba embarazá hasta la bola de mi Raú. Y a mí mentró una gana de verla -que parecía un antojo, Donantonio- mire vd, mientra má me hablaban de la película, má mieo y má morbo por queré í a verla...y una ansiedá que me corría de arriba abajo como un yo-yo. Como dice er refrán: “ma vale prevení que curá” -mi cuñá Saluita- que fué a vela a lestreno- me puso enantecedente de lo susto y sobresalto: Mira, Maruja, aparte der cuerpo mutilao de la muchacha que fué la primera víctima...está cuando er Tiburón le corta una pierna de cuajo a un bañista y se vé er miembro ó la miembra, caé ar fondo...luego está cuando er muchacho der oceanógrafo, se viste de buzo y realiza una inspección a un barco hundio y aparece de pronto po una escotilla, er cuerpo flotando de un cadave con la orbita de losojo vacía...prepárate también -Maraja- pa cuando er Tiburón asoma su fauce a la proa der barco y...
De modo que yo, por má que me previno la pobre de mi cuñá, no salía der cangelo que me producía lo que me contaban de la película y acudí a vela con mi Josentonio ar Cine Villasí. Era tal el ataque de nervio que llevaba, que se me juntó er miedo de lo que me habían contao para que no me cogiera por sorpresa, con la impresión de ver con mis propio sojo, el miedo que ya me habían contao. Y asín me llevé -Donantonio- toa la película agarraita ar brazo de mi Josentonio, llevándome la mano a la cara cuando subía de tono la dichosa musiquita. En fín, que er TIBURON, marcó mi vida hasta tal punto que cuando iba a la playa, lo flotadore y la corchoneta de lo niño, me parecían aleta de Tiburón y no era capá de bañarme má allá de la orillita, ni mucho meno sola. Undivé -Donantonio- lo que no consiga er Cine.

domingo, 27 de julio de 2008

LOS CINES QUE PERDIMOS




Los cines que perdimos
POR SUSANA C. CHAÍN
La esencia del cine de verano, tan tradicional en nuestra ciudad, ha ido perdiéndose con el tiempo, hasta el punto de que podrá certificarse su defunción en poco tiempo. Esta peculiar forma de pasar los ratos de ocio y aplacar el calor propio de estas fechas tuvo su apogeo «en los años 40, 50 y 60 donde hubo más de 60 salas» -comenta Luis Rodríguez Sánchez, antiguo propietario de los cines Avenida de Verano en Triana-. Todo solar libre en Sevilla se convertía en un cine de verano cuando llegaba la temporada. Al parecer, la primera licencia municipal de cine de verano se dió en el barrio de La Macarena, frente al Hospital de las Cinco Llagas, hoy Parlamento Andaluz, en el año 1907, pocos años después de patentarse el cinematógrafo, en 1985.
El cine de verano ha sido un auténtico fenómeno social, formando parte de nuestra cultura popular. «Era una forma de ver el cine muy diferente. Este tipo de cine es más familiar, el público no sólo buscaba ver la película, sino que trataba de pasar sus ratos de ocio, en verano, sumergidos en la libertad que brinda un terreno al aire libre y con la posibilidad de comer, beber, hablar... «En este tipo de cines la gente incluso se ha enamorado», refiere el empresario.
Cuando los cines de verano eran los grandes lugares del ocio estival, los vecinos salían a la calle para pasarlo bien tratando de mitigar el sofocante calor a un módico precio, una peseta y media -seis reales en los años 50, aproximadamente- la entrada más barata y dos pesetas las de preferencia. «No había dinero para veranear, ni aire acondicionado como ahora, no teníamos DVD, ni tantos canales de televisión. El cine de verano era la diversión por antonomasia».
Los recuerdos de infancia de Luis giran en torno a este negocio, ya que su familia, generación tras generación, ha regentado los cines Avenida de Verano. «Los cines de verano de antes eran grandes aunque de una sola sala, pero ya en los 80 y 90 se montaron algunos multicines en el Prado de San Sebastián, el campo de la Feria y la explanada del campo del Sevilla. El personal estaba uniformado, los cines contaban con portero y acomodador y las salas se dividían en «preferencia», donde se acomodaban los más pudientes, y «general», el lugar donde íbamos los chavales ya que costaba menos la entrada».
Los reprises de 007
Igual que a lo largo del tiempo van cambiando las costumbres y las formas de ocio, los contenidos que ofrecían las películas también eran otros. «Han cambiado mucho. Antiguamente se proyectaban los famosos «reprises», películas de uno o dos años antes que eran mucho más baratas. Entonces triunfaban las películas españolas, las de 007, del oeste y de romanos. Actualmente es muy diferente, las distribuidoras son multinacionales y no quieren saber nada del romanticismo del cine de verano». Lejos quedaron los días en los que el papelón de pescaíto frito, las charlas con los vecinos y el ambigú, con una película de fondo, amenizaban las noches de los sevillanos en estos entrañables cines.
Cambio de rollo
También cambiaron los medios técnicos. Antiguamente, en las cabinas de proyección había dos proyectores, de forma que cuando se acababa un rollo de película en un proyector había un salto y la gente protestaba y pitaba. Los altavoces eran cajas de madera y el sonido era regular, las pantallas eran de loneta o de aglomerado, que con la lluvia y el calor se aflojaban o se doblaban. Los cines de verano actuales incluyen lámparas de xenon, que dan una luz muy blanca y de mucha calidad, las empresas como la de Luis -Servimedic- montan altavoces JBL dolby y digitales, mesas de mezcla, proyectores de largometraje y un amplio equipo comparable a cualquier cine de invierno que poco tienen que ver con los de verano antiguos.
Aunque en la historia del cine de verano sevillano destacan algunos como los de mayor tradición y los más importantes -Avenida de Verano en Triana, el Palmera, el de Santa Catalina y el Prado de San Sebastián- también se montaban cines como el Alfarería, Emperador, Evangelista, San Gonzalo y otros clásicos como el Ideal o el de Pio XII, entre otros.
Este año será la primera vez que Servimedic gestione el cine de verano de la Diputación, pero todos los cines de verano subvencionados por el Ayuntamiento desde la crisis del sector -que tuvo lugar tras la revalorización de los solares a principios de los 90, y al auge del cine comunitario, el vídeo y luego DVD- han sido gestionados por esta empresa. «El valor de los solares subió como la espuma, y donde antes florecía un cine de verano a partir de mayo, ahora era un bloque de pisos lo que aparecía, como consecuencia empezaron a desaparecer los cines», recuerda Luis con tristeza. Además, en la actualidad, la mayoría de las películas van a porcentaje, es decir, de la recaudación un tanto por ciento es para el exhibidor y otro tanto para la distribuidora. Por tanto, hoy las películas son muy caras, lo que dificulta sacar adelante el negocio.
Con el ocaso de los cines de verano de iniciativa privada comenzaron a surgir los públicos. El cine de la Diputación fue uno de los primeros en ver la luz gracias a los fondos de la entidad. «También, a nivel consistorial hubo un intento de impulsar el fenómeno con El Cine va por Barrios, donde efímeramente, por semanas, se montaba un sucedáneo de cine en espacios públicos de los distritos. Pero fue tal la crisis del sector que a finales de los 90 sólo quedaron dos cines, uno privado, el Avenida de Verano y otro público, el de la Diputación».
El ocaso de los 90
Los solares en los que se montaban los cines, generalmente eran alquilados, por lo que tras la venta del solar desaparecían. Eso ocurrió con el popular Avenida de Triana en 1998. «El cierre llegó a pesar de una enorme campaña mediática y de muchísimos movimientos en su defensa, ya que incluso se propuso que fuera Patrimonio Etnológico». Este cine abrió de nuevo en el 2000 para cerrar definitivamente un año después. En estas fechas nació otro peso pesado, el cine de la Alameda, gracias a las ayudas municipales. Ubicado primero en el solar que hoy es la Comisaría de Policía, pasó después a instalarse en la misma Alameda, como antaño en el que el paseo daba cabida a varias pantallas, pero sólo hasta 2005, cuando las obras imposibilitaron el montaje y propiciaron su cierre. Cinco años antes el Área de Cultura del Ayuntamiento comenzó a dar ayudas económicas a las empresas privadas para financiar y seguir adelante con algo tan arraigado a nuestra cultura. Así nacieron el cine de la Buhaira, que coincidió en 2001 con el Avenida. o los de El Turruñuelo, Los Carteros, Entreparques, Aquópolis, Virgen de los Reyes, Polígono de San Pablo, Jardines del Valle, Ronda de Triana y Prado de San Sebastián.
Sin la ayuda institucional, hoy el cine de verano anuncia el cierre por defunción. Sólo la Universidad y la Diputación mantiene una pantalla bajo las estrellas, -con una programación muy diferente a la de aquellos cines de selecta nevería y sillas metálicas- como especie cultural protegida en serio peligro de extinción.

martes, 15 de julio de 2008

YO, KIM BASSINGER



Ay, donantonio, qué hartura; me via fumá un cigarrito con vd, leñe que no trabajo por cuenta. Bueno por le traigo otra nueva historia que me ocurrió a mi personalmente a costa der Cine. A resurta que fuimo a vé la película “Wajman” –ya sabe vd, essa del hombre murciélago; la kin Bassinjer y el Yac Niquersson (que me gusta a mí er Yac Niquersson, donantonio).Yo iba esse día malísima, con un doló en el vientre bajo –impressionante- a la trágala, ya que mi suegra nos habia invitao a comé y a lo niños ar cine. Mira cuando la kin Bassinjer salió en esse peasso de pantalla, con esse vestidito de terciopelo negro y essa curva descandalo; essa melena lisa ma rubia que er só y esso morro carnosso brillante de carmín y esso sojo más assuele que er cielo…a mi Jossentonio se le iba a salí ercorassón por la boca…Y me pregunta er gachó, tó jadeante: ¿Niña y essa artrí..quien é?...po quien va sé, so idiota –le contesté to arterá- la misma que hisso “siete semana y media” …¡anda ya mujé!...eso como va a podé sé, si la que trabaja en “siete semana y media”, tenia er pelo corto y con mecha…yo nostaba pa discussione essa tarde, porque como le dicho, donantonio, iba rabiando con el vientre. De modo que ahí quedó la cossa, hasta que un buen día veo a mi Jossentonio recortando una foto de la Bassinjer en er periódico y le digo ¿tu que hasse?...ná questoy colercionando cosa de esta artista, me responde er tío más fresco que una lechuga. Mire vd, donantonio desde entonsses me entró una cossa assin por el medio de mi adentro, como una ardentía que me salia por la boca. Al prinssipio no le di la menor importanssia, pero como la gachí estaba de moda porque era la sessimbol de los ochenta, yo me la encontraba por toas partes -mire vd- si salia al mercao, la veía en la cartelera de la plassa; si compraba una revista, en toa la portada; si quería vé una película en la tele, ponían “Atrapado y sin salida”; si arquilaba alguna en el vidrio club, tenía que sé: “Ella siempre disse sí”; si iba ar cine con mi marío, presssissamente: “Analissis Final” que estaba de estreno. Totá que le cogí una tirria a la pobre y unos selo impressionante, yo digo también que fué un poquito de depressión, donantonio, porque lo mismo que me gustaba verla y disfrutaba de su estilo y er buen gusto que tenía vistiendo -claro assín cualquiera- men traban gana de degollá a mi Jossentonio, que por cierto se hisso de toa la colessión de sus película por lo tonto. Hasta que un día, mirándome al espejo la ojera que mestaban saliendo, me dije a mí misma; Maruja..¿tu con essa cara que tiene, vas a conssentir que un mito te haga a tí sombra???...hara va a sabé este descapuyao quien é la verdadera Kin Bassinjer, la de carne y guesso. Mire Vd, donnantonio, me dejé er pelo largo, me lo teñí de rubio con mecha, me compré los vestiio lo ma paressio ar de sus película emblemanticas: el trajessito de chaqueta rojo de “Cita a ciegas”; el blanco palabra de honó de “Ella siempre disse sí”; las combinassiones de seda. La anssieda y lo nervios me ayudaron a perdé kilo por un tubo y recobré una figura tan paressida a la mussa, que la gente no me reconossía por la calle. Qué bueno revorcones y ques noches de orgía y dessenfreno, nos homenajeamo a costa de Ella, mi Jossentonio y yo. Vamo que lo tenía como un automata, comiendo de mi mano. Y assín hasta que me canssé un buen día y vorví a sé yo misma: Maruja Valiente, que no tiene que demostrále a nadie que vale má que las grande artrisses de jolibu, que tengo agayas pa esso y pa más..y además no se me caen lo anillo de diamante, siemplemente por que no lo gasto. Quiere vd, creersse, donantonio, que toavía tengo pelussilla, cuando veo a la Kin Bassinjer...son las cossas der queré aunque er vaina de mi Jossentonio, no se de cuenta...¡qué grande é er cine!

martes, 8 de julio de 2008

HISTORIAS DEL CINE


MARUJA VALIENTE...sevillana corralera, a mucha honra.
A mi ma gustao er cine de toa la vida de dió...essa pilícula de la “Loren” y er Arfredo Mastroiani...essa cara der “Marlon Brando” que quitaba la tapaera der sentío...essos besso que le daba er “Rock Jusson” a la Elissabe Tailo, que la dejaba a la pobre quebraita de la cintura; aunque aluego fuera maricón er tío, que no enteramos toas y nos quedamo muas...Possí..má gustao er cine con locura...yo ma criao en lo Martele, sí hombre, esse corrá tan grande que había en la calleenladrillá de esparda a la f´rabrica de Cuerva...assín que to lo domingo iba a lo cine der centro; lo domingo que se podía iba a lo de estreno y cuando estaba la cossa ma achuchá, tocaba a lo de restreno. Ya sabe vd...¡qué lastima! Essa pedasso de sala que había en Sevilla y como vd. hascrito tan requetebien dessaparesieron por curpa del ladrillo...un ladrillaso le daba yo a losalcarde que lo conssintieron y a losempressario que se forraron. Ara, que yo no podía í ar cine con mi Jossentonio..mire vd., desde que lo conossí ¡mardita sea mi suerte! Que tenía yo, diessisei año y el diessinueve...¡ay si lo cogiera ahora con er cuerpasso que yo tenía!..que no podia salí a la calle porque me sarpicaban de baba...bueno a lo que ibamo: que a ressulta que se le ocurrió llevarme ar Cine Delissia, con to er caló de la sei de la tarde en verano..meno má que entonsses también tenían refrigerassión, una tal “baviera”. Mira y er gachó, había comío cebolla con las lenteja...no te quiero dessí ná...cuando empessamo a darno besso en la boca, yo iba achá la “jiguiilla”...qué fatiguita má grande...leche, que te tuve que dessí: mira Jossentonio, vete alambigú y compra do chicle bassoka de esso grande, porque me va a revorvé elestomago. Me acuerdo como si lo estuviera viendo, echaban las Petrolera, con Claudia Cardenale y Ursula Andre, creo...yo no me enteré de ná de la pilícula..tú sabe..eran lo primero besso y toqueteo de novio. Ya le iré contando a usté, don Antonio porque mi relassión con lo cines no tiene desperdissio. Bueno ahora me voy que tengo do escalera y tre ofissina...que le viassé, si tengo que sacá mi cassa delante y er Jossentonio lleva desde elaño 76 parao.

sábado, 28 de junio de 2008

CINE CERVANTES..."El último mohicano"


El último Patio butacas que se conserva en Sevilla; manteniendo viva su esencia de gran anfiteatro, con sus reales palcos artesanados, con sus moquetas rojas, su cortinaje al uso; sus galerías y entradas numeradas, su empaque de memoria anclada en el tiempo. No lo digo muy fuerte, pero lo escribo claro: Dios guarde a este Cine muchos años y lo preserve de los pretendientes del ladrillo. Líbralo del embite de los alcaldes necios y el azogue de los políticos y arquitectos sin escrúpulos. Por tu sagrado nombre y el sitio que defiendes, resiste con el honor de ser el último mohicano.

domingo, 15 de junio de 2008

CINE ESPERANZA ("El picaito")





“El picaito” ó “el comepipa”, llamarlo como querais, que este cine tiene nombre de Reina, la reina del barrio donde estaba ubicado; entre el “espumarajo” (según Sevilla) y San Gil. En la estrechez de la calle San Luis, donde después se erigio el imperio de Muebles Macarena, cuyos dominios se extendieron por todo el “espumarajo” y donde toda Sevilla y provincia y parte del extranjero andaluz y extremeño, vino a comprar los muebles bien terminados y a plazo. El Cine Esperanza –“el picaito, o el comepipa”- como quieras llamarlo,fue toda una leyenda; un mito del costumbrismo callejero; más que un cine de barrio, un cine de vecinos que endulzó la dura vida desde la posguerra hasta los confines del franquismo. ¿Qué no lo conoces…no te acuerdas de él?...pues dile a los mayores de cuarenta años o menores acompañados de cincuentones como un servidor, que te cuenten: ¡verás que arte!. Era como un escenario donde cantaba El Pali y nó desde su Postigo, sino desde el Arco de la Macarena y nó precisamente sus gloriosas sevillanas, sino la gracia de la gente en estado puro con olor a humanidad de corrales. Era como un cine de verano pero con techo y un patio de butacas de madera que palilleaban con más angel que “Juana la macarrona”. Allí se escuchaba de todo, menos la película: el pedo insolente que levanta pasiones ; el “echate payá” que luego se convirtió en legendaria frase con nombre de bar; el bofetón al atrevido; el Vd. Dispense, que voy a pasar con su abucheo correspondiente; el baja la cabeza que no veo y hasta se podía mascar el aliño de brillantina con agua de colonia a granel que se compraba en las quincallas por cuatro perras. Por cuatro perras, ibas al Cine Esperanza, donde la diversión estaba garantizada mucho más que el éxito de la película en sí. Ríete tu de los colosales cartuchos de palomitas de los multicines e ahora, comparado con el soberano “clicleo” de los cartuchos de pipas que nos comíamos allí…¿y los acomodadores..donde están los acomodadores?; pues en el Cine Esperanza los había, con su linterna de niquel y sus guerreras blancas de gran almirante o catunambú, que te buscaban hueco en el abarrotado patio en lo mejor de la película y si le dabas –dos reales- como se le ocurrió a mi tía Concha una vez, echaban a los “gamberretes” que ocupaban las mejores filas, para cedérselas a las personas mayores. Y todo eso, porque aunque eran tiempos difíciles, había algo tan hermoso como el RESPETO. Cuanto daría por una foto del “picaito”, por una instantánea de su fachada o cartelería, estoy seguro que alguien por ahí, la guarda, como yo, en lo más profundo del corazón, junto con sus mejores recuerdos. Porque este Cine Esperanza; “el picaito ó el comepipas” como queramos llamarle, se merecía un monumento.

sábado, 7 de junio de 2008

CINE AZUL


La noche que en tu balcón
Divise la luna llena
Voy a traspasar sus rayos
Entre senderos de estrellas
Por ver si alguno en tu pelo
Prende una luz cenicienta…
A la hora de los buhos,
Redondas pupilas quedas
Trasplantaré en el silencio
Treinta varas de azucenas.

La noche que pueda verte
Tendida sobre la arena
Bruñidos de miel tus muslos
Ebrios de sal marinera
Voy a desatar las ansias
De mi anhelante paciencia
Para correr sin sigilo
Como loco sin vergüenza
Por tu cuerpo afortunado
Ebrio de caricias tiernas.

La noche que vea en tu alcoba
La sombra de tu silueta
Recortada en los visillos
De la ventana entreabierta,
Voy a escalar los altares
Oscuros de azules yedras
Y elevarme al paraíso
De tu inefable belleza.

lunes, 2 de junio de 2008

CINE EMPERADOR



El humo del tabaco habano te envuelve como la niebla londinense…
My Lord juega con su monóculo; estilo y flema británica, el supremo manjar de la ironía. El brandy en el termo calma la ansiedad de una impenitente enfermera. Americana y sombrero para un dandy que oculta la increíble historia de un crimen impecable. Cuando aparece Ella el cine se hace historia, ya no habrá un juicio más hábil, ni sensual ni intenso en la grande pantalla.

jueves, 29 de mayo de 2008

ESTE CINE...


Siéntate cómodamente en este patio de butacas, relájate; aspira el aroma genuino a pino y limón; envuélvete en el halo de la sala; recréate en el dosel del escenario, entre las bambalinas azules que enmarcan la pantalla diáfana; mira como oscilan las estrellitas de neón que ponen reclamo publicitario a la memoria. Ya se te ha puesto la cara de niño impaciente, tu rostro brilla bajo la luz de gas. Se abre el telón, el corazón te late con más gozo, reconoce el sonido penetrante, se estremece con la visión a lo grande, se sabe protagonista de la acción, se siente importante...comienza el espectáculo. Este Cine, no es convencional, no atiende a los veredictos de los genios de la crítica ni al éxito del publico. Nuestro Cine tiene su vida propia la que le dimos nosotros mismos cuando lo hicimos parte de nuestros sueños. Nuestras películas no nos la impuso nadie, las escogimos nosotros con el aval de la ternura y ahora son fieles a nuestro recuerdo. No necesitan oscars, goyas ni globos de oro, están nominadas como aquellos juguetes que formaron parte de nuestra infancia; como aquellos amigos de patio y escuela de calle y de barrio. Nuestro Cine está fijado a la vida como las carteleras lo estaban en las paredes de la Plaza, anuncian las películas que nos alegraban el día, que nos lo hacían más corto al grito estereofonico de Tarzán ó como una aclamación puesta en pié coreando el nombre de ¡santo!. ¡santo!. Por eso, si este es tu Cine: entra, ponte cómodo y ayúdame a recordar..evocaremos el glorioso crujido de las butacas de cuero y bajo el polvo de estrellas que sale de la cabina, volveremos a paladear, los dulces besos de nuestros primeros amores y ese sexo de urgencia que descubrimos agazapados en las últimas filas de las mejores pantallas.

martes, 27 de mayo de 2008

CINE APOLO











Existe un amor tan grande
Que trasciende las estrellas
Un cariño de por vida
Antes que la luz primera´
Existe un amor tan grande
Que se pierde la conciencia
De sentirse tan amado
Apenas sin darse cuenta.
Da todo a cambio de nada
No pide aunque Dios lo quiera
Que sea tópico el amar
Y la causa de que muera
Por el efecto sublime
De esta invulnerable entrega.
A su lado no parece
Como se tiene tan cerca
El amor desinhibido
Que goza el que no lo aprecia.
Amor de madre, amor lleno
En estado de pureza
Que vive solo por darlo
Sin pedirte nada a cuenta.

domingo, 25 de mayo de 2008

CINE REGINA







MADRE LLEVAME AL CINE

Madre, llévame al cine de la calle Regina
Ese que huele a cuero de butacas lavanda
Entre luces de neón que anuncian el estreno
De las nuevas delicias inminentes que esperan.

Madre, que quiero andar la alfombra de los sueños
Y ver el mundo a oscuras pasar por la pantalla
Creer en todo aquello que solo me es posible
Durante cien minutos de realidad incierta.

Madre, llévame al cine que quiero ser mi héroe
Y levantar la espada que la victoria honra
Al frente de los buenos que ganan las batallas.

Al cine, madre al cine que fue mi amor primero
Al cine, madre al cine de las grandes montañas
Al cine, madre al cine de los ríos azules.

jueves, 22 de mayo de 2008

CINE LUX




Niños que cuando amanecen
Se bañan en sol de lágrimas
En los ríos de la sangre
Que la venganza derrama.

Niños que miran el miedo
Directamente a la cara
Curados ya del espanto
De tanta muerte anunciada.

Niños que honran a sus muertos
Entre escombros y alambradas
Con el terror siempre a cuestas
Y la pena acostumbrada.

Ya no extraña casi el verlos
En su estampida diaria
Dándose golpes de pecho
Clamando por la venganza.

Niños del terror en medio
de la encendida matanza
respirando tanto odio
dónde la tierra es tan santa.

Alguien podrá redimirlos
Reparar tanta desgracia
Marcada a hierro candente
En el hiel de sus entrañas…

Porque esos niños no pueden
Olvidar que le arrancaran
Como se roza de golpe
Los seres que más se aman…

Porque esos niños no pueden
Recuperar madrugadas
Sin pesadillas de fuego
Cruzado por la ventana.

Pobres niños sin consuelo
En medio de una batalla
Sin cuartel en el infierno
De la absurda guerra santa.

martes, 20 de mayo de 2008

NERVION CIMENA


Seguramente el Señor
Hizo de lluvia a los negros
Y por eso diluvió
Cuando los supo tan buenos.

Negros del Amor de Dios
Hijos de un Dios más moreno
Descendiente del Tio Tom
En su cabaña de ébano.

Cuando la tarde caía
Sobre algodonales llenos
De malvarosa pintados
Por un ocaso sereno
Las niñas con miriñaques
De tafetán y sombreros
Con lazos de seda en flor
Agitados por el viento
Esperaban en el porche
De sus mansiones de ensueño
Que volvieran sus esclavos
A la voz de los negreros.

El campo se estremecía
Con los salmos de sus rezos
Llenos de melancolía
Dejando el mundo en silencio,
Que cadencia de tristeza
Traen sus pasos soñolientos
En la quietud de la noche
Que se sienta para verlos.

Un repique de abanicos
Corta el aire para ellos
Son las niñas perfumadas
De tafetán y sombreros
Que mueren encorsetadas
Presas de arrepentimiento.
Cuando los negros descansan
En sus letrinas de heno.

jueves, 15 de mayo de 2008

TELEBASURA






El que esté libre de culpas
Lance la primera piedra…
Algunos lo lamentamos
Otros comulgan con ella
A unos les trae sin cuidado
Los menos no le echan cuenta,
Pero todos en el fondo
Sabemos a ciencia cierta
Que la pequeña pantalla
Poco bueno nos enseña.

Fasto poder gobernado
Por peso de incompetencia
Que hace inclinar la balanza
Al mayor postor en venta.
No importa si el contenido
En tiempo y forma contenga
El más mínimo sentido
Si los intereses cuentan
Y los pingues beneficios
sean líderes de la audiencia.
Dicen los ejecutivos
Al frente de las encuestas
Que nosotros demandamos
Aquello que nos ofertan;
Los espectadores somos
Dignos de las apariencias
Que aplaudimos a diario
En las gradas hogareñas
Y en la calle criticamos
Con un “sálvese” quien pueda.

En verdad que profesamos
Un cariño sin fronteras
A la caja –Rey de Reyes-
De los medios sin la ciencia,
Y aunque parezca mentira
Por más de lo que se piensa,
Por más de lo que se niegue
Es tan grande la evidencia
Como que estarán sentados
Frente a la ilustre pequeña
Pantalla lo mismo el Rey
Que el que habita en la indigencia.

miércoles, 30 de abril de 2008

NACÍ EN MACONDO


Gabriel García Márquez, soñó un día
Que era Macondo bueno y lo fundara
Un coronel que nadie le escribía
Promotor de mil guerras olvidadas.
La ciénaga sembró de fantasía
Con chozas de bananos en su palma
En aquel tiempo en el que carecían
De nombre algunas cosas ignoradas
A la aventura insigne se ofrecía
Al frente de una tropa descalzada,
con indianos guajiros que se abrían
Paso entre la maleza empantanada.
Fue entonces cuando absortos descubrían
Un galeón inmenso de la España
Encallado en la fronda embravecida
Por la naturaleza desquiciada.
Conocieron el hielo de la mano
De un gitano alquimista con sombrero
Melquíades fabuloso y venerado
Tocado de anacrónico chaleco,
Y vieron el cometa inconcebible
Que cruzaba el caribeño cielo
Y un diluvio en los tiempos del cólera
por el mar que vendieron
Los gringos a las grandes compañías
Dejándolo desierto.
Llegó entonces la fiebre del insomnio
Y los dejó perplejo de memoria
Las paredes escritas del recuerdo
Y el conjuro solemne de Amaranta
Que consagró su vida en el empeño
De tejer su sudario por la causa
De un amor contrariado en el destierro
Acompasado de un vals de mariposas
Que precedía a un italiano bello.
Fue entonces cuando Ursula Iguarán
Quiso acabar con tanto desconcierto
Y andaba por aquella ilusa casa
Dándo palos de ciego
Tratando de sentar tantas cabezas
De infinitos Arcadios y de Aurelios
Hasta que algún Buendía
Naciera con la colita de cerdo.


III


En su laberinto inmarcesible
El amor se parece a un cuento
Tiene el sabor de la amarga almendra
Impregnada en el claustro de un convento…
Su santa madre pintaba oropéndolas
Cuando aquel hijo sesteaba en la hamaca
Ensopado por el fragor de las calendas
Del insufrible estrago de las cuatro.
Los dictadores al dominó jugaban
En la hacienda de su exilio dorado
Mirando al mar ,océano desierto
Que se lo habían llevado.
Y en el parque de los cuatro evangelios
Otro amor contrariado
Se sentaba en su banco de paciencia
Bajo el balcón amado.
Madre de mis entrañas cenicienta
Bendición Albarado
Donde estás, que necesita venda
Mi corazón sangrando.
Arcángel San Gabriel García Marquez
Tu que has escrito tanto
Del amor en los tiempos del cólera
No hay mal que dure tanto
Más que la soledad que se reviste
De gloria a los cien años.

martes, 29 de abril de 2008

lo que veo...¿es lo que sueño?


HOY ULISES

Hoy Ulises se ha vuelto cibernauta
Atrapado en la red de otra odisea
Donde se pierde por la banda ancha
En un mar sin fronteras.
Desde Itaca, Penélope, querida
Ya no teje aquel lienzo con paciencia
Frente a su ordenador está sentada
Y con el rey chatea.
Se ha puesto a abrir portales como loca
Un servidor de iconos los poderes
Le ha dado para entrar en cualquier foro
Y ya no se detiene.
Los solitarios encontraron la clave
Se destapó la caja de “Pandora”…
Subidlo a los altares
La epístola de moda,
Resurge como un vértigo a raudales:
A miles de millones de personas
Afecta esta odisea en los hogares.


AL SON DE LAHABANA

Será Que Santiago es
La chispa de un cuba-libre.
Será que un puro es la habana
Y un sombrero la habanera
Y el malecón la atalaya
Donde se avista la tierra.
Será que la rumba es salsa
Y el azucar ron negrita
Sabrosón de las mulatas
Con chocolate en la risa.
Ay, ay, ay….cuba, que tiene
Que hace grande la misería
Que todos en tus laureles
Duermen la sal de la pena.
Y por eso se te añora
Desvencijada doncella
en las aguas procelosas
Que de tu mar nos aleja
Te mando querida Habana, sí…
Mensaje en una botella.
No me toquen tus paredes
Déjenla descoloridas…
Que tanto sol no se atreve…ay
con el son de tus cantinas.
Compay, me quiero marcar
Una sabrosa rumbita,
Que ya mueve mi mulata, ay
La cintura enfebrecida
El carrusel de su ombligo
Vértigo me da en las sienes
Compay, llevame contigo, ay
porque Santiago me pierde.





Cuando el sol se haya ido
Tu estarás en su luz,
Cuando el insomnio arañe,
Mi sueño serás tu…
Cuando la tarde pierda
Su encendido compás
En los brazos malvas del crepúsculoBrillará tu paz














lunes, 28 de abril de 2008

PREGUNTADLE A LA VERDAD

LOS HOMBRES DE DIOS…



Los hombres de Dios, no están todos en la iglesia…
Muchos se han dedicado a hacer el bien por fuera.
Amando sin imposición al prójimo, han honrado a Dios
Sobre todas las cosas y se le ha abierto el alma,
Sin necesidad de darse golpes de pecho.
Los hombres de Dios han sido perdonados,
Antes de los que entonan “mea culpa”, les negase el perdón.
Ellos les han servido a todos, antes de sentarse a comer
Y han repartido sin ningún interés por llevarse la mejor parte.
No todos los hombres de Dios, dan limosna…
Algunos han dado incluso hasta lo poco que tienen…
Porque solo los pobres saben que tienen tan poco
Que se van a morir con lo puesto.
Es facil llamarse hombre de Dios, cuando se vive acomodado,
Entonces la diosa fortuna te hace ser agradecido…
Pero el dinero pronto te hace olvidar el agradecimiento,
Porque ya no necesitas pedir ni suplicar…
Te basta con comprar todo lo que tiene un precio.

Los hombres de Dios están tan cerca de El
Que no necesitan visitar los templos…
Viven iluminados y no continuamente encendiendo velas…
Nunca mandan, solo obedecen; llevan el peso de la procesión
Y no figuran ; tienen el sacrificado privilegio de sentirlo por dentro
Mientras otros solo pueden vivirlo por fuera.









Preguntadle a la verdad
vereis la luz del silencio
una cabeza que humilla
y otra que lanza aspaviento
le increpa -quid veritas-
no hay respuesta para eso...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cine Maite

Cine Maite
Reestreno preferente

PALACIO CENTRAL

PALACIO CENTRAL

TEATRO CINE LLORENS

TEATRO CINE LLORENS

CINE PHATÉ

CINE PHATÉ
c/Cuna (hoy Teatro Quintero)

Cine IDEAL

Cine IDEAL
c/Jesús del Gran Poder

CINE SANTA CATALINA

CINE SANTA CATALINA
A LOS CINES DE VERANO

CINE SAN SEBASTIAN

COLISEO ESPAÑA

COLISEO ESPAÑA
HOY, GRANDIOSO ESTRENO

PALACIO CENTRAL

PALACIO CENTRAL
LA PELICULA

CINE IMPERIAL

CINE IMPERIAL
INOLVIDABLE, UNICA

CINE LLORENS

CINE LLORENS
ESPECTACULAR ESTRENO

ALVAREZ QUINTERO

ALVAREZ QUINTERO

CINE RIALTO

CINE RIALTO

CINE PATHE

CINE PATHE

CINE FLORIDA

CINE FLORIDA

CINE ALCAZAR

CINE ALCAZAR
TODAOO - 70 MM

CINE BECQUER

CINE BECQUER
TECHNICOLOR

TEATRO DUQUE

TEATRO DUQUE

"Murieron con las botas puestas"

"Murieron con las botas puestas"
a Luis Rodriguez

Homenaje GRAN CINEMA

Homenaje GRAN CINEMA
Sanlucar de Barameda